LIBROS DE CONTABLIDAD, SU IMPORTANCIA Y CLASES DE LIBROS DE CONTABILIDAD

LIBROS DE CONTABILIDAD



Por libros de contabilidad se entienden los documentos donde se registran las transacciones y situaciones con valor monetario sucedidas en los entes económicos y que serán el fundamento de los estados financieros, como quiera que sus saldos y las operaciones registradas sean la fuente para su elaboración.
El artículo 56 del Código de Comercio al referirse a los libros de contabilidad indica que estos podrán ser de hojas removibles o formarse por series continuas de tarjetas, siempre que unas y otras estén numeradas, puedan conservase archivadas en orden y aparezcan autenticadas conforme a la reglamentación del gobierno.
Los libros de contabilidad deben conformarse y diligenciarse en tal forma que se garantice la autenticidad e integridad de cada libro y de acuerdo con el uso a que se destinen deben llevar una numeración sucesiva y continua.
“Por ley todos los empresarios deben presentar e inscribir los libros de comercio en la Cámara de Comercio. Los libros que se deben inscribir son:

PERSONAS NATURALES
a) Libro mayor y balance;
b) Libro diario, y
c) Libro de inventarios y de balances


SOCIEDADES
a) Libro mayor y balances;
b) Libro de inventarios y balances;
c) Libro diario, y
d) Libro de actas de asamblea, de registro de socios, de asambleas y de juntas, según el caso.

PROHIBICIONES SOBRE LOS LIBROS DE CONTABILIDAD

El código de Comercio Prohíbe:
·         Alterar los asientos el orden o la fecha de las operaciones a que estos se refieren.
·         Dejar espacios que faciliten intercalaciones o adicción en el texto de los registros.
·         Hacer raspaduras, tachones o correcciones en los asientos. Los errores u omisiones se deben efectuar con un nuevo registro.
·         Borrar, tachar, en todo o en parte, los registros.
·         Arrancar hojas, alterar el orden de las mismas o mutilar los mismos.

IMPORTANCIA DE LOS LIBROS DE CONTABILIDAD
Los libros de contabilidad además de ser una obligación establecida por el Estado, les permite llevar a las empresas una información adecuada, oportuna y precisa de todas las operaciones realizadas en el desarrollo de su actividad económica, con el fin de conocer en cualquier momento su situación financiera y saber si está generando pérdidas o ganancias y este a su vez permite la facilidad de la toma de decisiones.

CLASES DE LIBROS DE CONTABILIDAD.
Los libros de contabilidad se clasifican en:

LIBRO DE INVENTARIOS Y BALANCES: Se utiliza por las empresas al final de cada periodo para mostrar en forma discriminada el valor de sus inventarios, su balance general y su estado de resultados, de tal manera que a partir de este momento queda registrada allí la última posición financiera de la empresa.

LIBRO DIARIO: Es aquel en el cual se registran las transacciones comerciales que van efectuándose por orden progresivo de fechas.

LIBRO MAYOR O LIBRO MAYOR Y BALANCES.
En este libro se registra la información contable proveniente del libro columnario. Se registran de forma resumida los valores por cuenta de las transacciones del período respectivo. Partiendo de los saldos del período anterior, se muestran los valores del movimiento débito y crédito del período respectivo (diario, semanal, quincenal o mensual) para luego registrar los nuevos saldos, los cuáles serán la base como saldos anteriores para el período siguiente.

LIBRO FISCAL DE REGISTRO DE OPERACIONES
Se trata de un libro con fines fiscales exclusivo de los comerciantes que comercialicen bienes o presten servicios gravados, que pertenezcan al régimen simplificado. En dicho libro se debe identificar el contribuyente registrando en forma diaria, de manera global o discriminada, las operaciones realizadas por cada establecimiento, debiendo estar debidamente foliado
No reemplaza los libros de contabilidad a los que está obligado todo comerciante.
Además, se  trata de un libro que no requiere ser registrado.


LIBROS AUXILIARES
Son libros que sirven para detallar en forma clara y precisa los registros de las operaciones o transacciones desarrolladas por la empresa. Facilitan el análisis y verificación de los movimientos en los libros mayores.
Esto libros se deben llevar por cada una de las cuentas, tanto reales o de balance como para las nominales o de resultado, en el nivel más apropiado para cada empresa. El número de cuentas auxiliares por utilizar va ligado con el objeto social o con el volumen de operaciones.

LIBROS DE ACTAS: además de los libros estudiados anteriormente, las empresas deben llevar un registro escrito y detallado de los pormenores de todas las reuniones ordinarias y extraordinarias, tanto de los directivos como de sus dueños y de las decisiones por ellas tomadas. Para ello se utilizan:
·         Libro de actas de la asamblea general: De acuerdo con lo establecido en el código de comercio, todos los comerciantes, personas naturales o jurídicas deben realizar por lo menos una vez al año antes de terminar el primer trimestre a una asamblea general con el fin de aprobar estados financieros, nombrar juntas directivas, revisor fiscal y elaborar la correspondiente acta.
·         Libro de actas de junta directiva: En este libro se deben registrar todos los pormenores sobre los temas, decisiones y mandatos de las juntas directivas. Cada reunión ordinaria o extraordinaria debe tener una acta, la cual debe ser firmada por presidente y secretario de dicha junta.

DOCUMENTOS QUE RESPALDAN LOS REGISTROS CONTABLES.

Los registros en los libros de contabilidad corresponden a las transacciones y hechos económicos sucedidos en las unidades empresariales que deben estar debidamente soportados en los comprobantes de contabilidad, y con documentos de orden externo o interno.

 CORRECCIÓN DE ERRORES

“Cualquier error u omisión se debe salvar con un nuevo asiento en la fecha en que se advirtiere”. Los simples errores de trascripción se deben salvar mediante una anotación al pie de la página respectiva o por cualquier otro mecanismo de reconocido valor técnico que permita evidenciar su corrección.

 REGISTRO DE LOS LIBROS

De acuerdo con el Código de Comercio y el Decreto 2649 de 1.993 cuando la ley así lo exija, para que puedan servir como prueba los libros deben haberse registrado previamente a su diligenciamiento, ante las autoridades competentes en el lugar del domicilio principal.
En caso de los libros de establecimientos, éstos se deben registrar ante la autoridad o entidad competente del lugar donde funcione el establecimiento, a nombre del ente económico e identificándolos con la enseña del establecimiento..
Solamente pueden registrase libros en blanco. Para registrar un nuevo libro se requiere probar que al anterior le falten pocos folios por utilizar y que su sustitución obedezca a causas ajenas al ente económico, para lo cual deberá presentarse el libro que se quiere sustituir, o un certificado del revisor fiscal cuando exista el cargo, o en su efecto de un contador público. Si la falta de un libro se debe a su pérdida, extravío o destrucción, se presentará copia auténtica del denuncio correspondiente.

ENTIDADES DONDE SE REGISTRAN LOS LIBROS.

El registro de libros de contabilidad se realiza ante las autoridades o entidades competentes tales como: Las Cámaras de Comercio, Ministerios, Gobernaciones, Dirección de Impuestos y Aduanales Nacionales (DIAN), Consejo Nacional Electoral, Inspecciones de Trabajo y las alcaldías, entre otros.

PLAZO PARA EL REGISTRO DE LIBROS DE COMERCIO

El numeral 4 del artículo 29 del Código de Comercio, estipula que la inscripción podrá solicitarse en cualquier tiempo, si la ley no fija término especial para ello; pero los actos y documento sujetos a su registro no producirán efectos respecto de terceros sino a partir de la fecha de su inscripción.
Si los libros no se registran ante la autoridad competente, no surtirán efectos ante tercero sino hasta la fecha de su inscripción. Además podrá acarrear sanciones legales, entre otras, multas impuestas por las superintendencias y por las autoridades tributarias.

EXHIBICIÓN DE LIBROS
Los libros deben ser exhibidos en el domicilio principal del ente económico, en las oficinas o establecimientos del comerciante y en presencia de este o de la persona que lo represente.
Para los entes diferentes a los mercantiles, no existe norma expresa que regule su exhibición, por tanto será necesario acudir a la aplicación analógica de las normas anteriores.
Ante las consecuencias fiscales que ocasiona la no presentación de los libros, únicamente se acepta como causa justificada la comprobación plena de hechos constitutivos de fuerza mayor o caso fortuito.

CONSERVACIÓN Y DESTRUCCIÓN DE LIBROS

Los comerciantes deben conservar los libros y papeles relacionados con sus actividades cuando menos por diez (10) años, contados desde el cierre de aquellos o la fecha del último asiento, documento o comprobante. Transcurrido este lapso, podrán ser destruidos siempre que por cualquier medio técnico adecuado se garantice su reproducción exacta, función que corresponde a la Cámara de Comercio donde fueron registrados los libros.
Los entes económicos no comerciantes deben conservarlos durante 20 años antes de su destrucción.
-Los liquidadores de sociedades comerciales deberán guardarlos por 5 años contados a partir de la aprobación de la cuenta final.

PÉRDIDA Y RECONSTRUCCIÓN DE LIBROS

El Decreto 2649 de 1993, reglamenta y fija los procedimientos en el evento de pérdida, extravío, destrucción y reconstrucción de libro, documentos y papeles de contabilidad para lo cual será necesario proceder de la siguiente manera:
Denunciar ante las autoridades competentes la pérdida, extravío, destrucción. Debe acreditarla en caso de exhibición de los libros, junto con la constancia de que los mismos se hallaban registrados, según el caso.

Contabilidad manual: el sistema de contabilidad manual consiste en varios pasos.
·         Se recogen todos los soportes de contabilidad.
·         Se codifican mediante el plan único de cuentas.
·         Se toman todos los soportes comunes a un tipo de comprobante, apertura, tesorería, compras, inversiones, ventas, ajustes, cierre a cuenta.
·         Se elabora el comprobante de contabilidad con todos los soportes comunes que registraron las transacciones del periodo. Para realizar esta operación hay que acumular todas las operaciones comunes a una cuenta y exponer el movimiento débito o crédito en el comprobante de contabilidad, lo mismo que las subcuentas.
·         El comprobante de contabilidad se registra en primer lugar en cada uno de los libros auxiliares, por ejemplo el comprobante de contabilidad de tesorería en la cuenta auxiliar de caja, contra las cuentas clientes, bancos, obligaciones bancarias, otros ingresos, etc. El comprobante de contabilidad de compra se registra en los libros auxiliares de inventarios, impuesto a las ventas, contra retenciones en la fuente y proveedores. El de ventas en la cuenta clientes, retenciones contra ventas e impuesto a las ventas.
·         Los comprobantes de contabilidad se registran en segundo lugar en el libro diario, tantos como sea posibles en el mes o periodo contable.
·         Luego en el libro diario se suman los débitos y créditos de cada cuenta durante el periodo contable y se pasan los movimientos del libro mayor, para sacar saldos de las cuentas de balance y cuentas del estado de resultado.
·         Luego se hace la hoja de trabajo con los saldos del balance de comprobación (cuentas reales y nominales), se plantean los ajustes por los errores u omisiones cometidos, se elabora el proceso de cierre de las cuentas de resultado en notas de contabilidad, se determinan las utilidades, y se elabora el comprobante de contabilidad de cierre.
·         Por último, se emiten los estados financieros.
El sistema de contabilidad manual ha sido reemplazado con rapidez por la contabilidad sistematizada que facilita información tanto financiera como gerencial para liberar a contadores y auxiliares de contabilidad de una gran cantidad de tiempo que puede utilizar para analizarla y detectar las causas y efectos de los resultados y prestar mejor asesoría al cliente.

Contabilidad sistematizada

Se aceptan como procedimientos de reconocido valor técnico contable, además de los medios manuales, aquellos que sirven para registrar las operaciones en forma mecanizada o electrónica, para los cuales se utilicen maquinas tabuladoras, registradoras, contabilizadoras, computadoras o similares. El ente económico debe conservar los medios necesarios para consultar y reproducir los asientos contables; en los libros se debe anotar el número y la fecha de los comprobantes de contabilidad que los respalden. Las cuentas, tanto en libros de resumen como en los auxiliares, deben totalizarse por lo menos a fin de cada mes determinando su saldo. (Art. 128, Decreto reglamentario 2649/93).
La contabilidad sistematizada se encuentra en los módulos de sistemas para computador que venden muchas empresas en el mercado (Novasoft, ELISA, SIIGO, SAP), que se diferencian por las operaciones e informes que realizan. El proceso que se lleva a cabo en la contabilidad sistematizada es muy sencillo.
·         Se hace una revisión de las cuentas que se van a utilizar y se activan para disponerlas a recibir información si queda algún error en la estructura se pierde la información, quiere decir que el grupo 11 depende de la clase 1, que cuenta 1105 depende de la clase 11, que la subcuenta 110505 depende de la cuenta 1105 y así con todas las demás cuentas, si en este proceso se omite la cuenta 1105, la estructura quedo fallida.
·         Si se incluyen nuevas cuentas que requiera el sistema, debe hacerse el proceso de asignar niveles, porque este lo asigna el sistema.
·         Si las cuentas tenían saldos hay que seguir el proceso de mantenimiento y recuperación de la información y actualización de saldos.
·         Se crean las cuentas de terceros, con todas las características de la DIAN, para disponer de información cuando se emitan los reportes en medios magnéticos.
·         Se crean los documentos de entrada de información al sistema o se utilizan los que trae el sistema.
·         Se codifican los soportes de contabilidad.
·         Se ingresa el balance inicial o de apertura.
·         Se ingresan las operaciones al computador por cuentas, códigos o referencia en los documentos apropiados.
·         Se analiza la información y hacen los ajustes contables a que haya lugar.
·         Se aplica el sistema de depreciaciones, amortizaciones y agotamientos.
·         Mediante el proceso interno se hace el cierre de las operaciones, al final del ejercicio, porque el sistema no requiere hacer cortes periódicos para emitir el balance de prueba.
·         Se imprimen los informes, estados financieros, libros auxiliares y libros mayores.
·         El sistema no elabora comprobantes de contabilidad, sin embargo, se puede editar los registros de un día, mediante el comprobante de diario general, así mismo si necesita el libro de caja lo emite, o cualquier otro que se requiera.

Corrección de errores

Los simples errores de transcripción se deben salvar mediante anotación al pie de la página respectiva o por cualquier otro mecanismo de reconocido valor técnico que permita evidenciar su corrección.
La anulación de folios se debe efectuar señalando sobre los mismos la fecha y la causa de la anulación, suscrita por el responsable de la anotación con indicación de su nombre completo (Art. 132, decreto reglamentario 2649/93).

QUE SON LOS SOPORTES CONTABLES

 Son los medios escritos con los cuales puede justificarse una transacción u operación comercial realizada por el ente económico o empresa.
Los soportes son de gran importancia no solo por la comprobación o justificación de la transacción sino que además se constituyen en un elemento esencial para el registro en la contabilidad. Son una prueba integra y verificable por tercera personas.

CLASES DE SOPORTES

Existe gran variedad de comprobantes que permiten dejar prueba escrita de las operaciones o transacciones realizadas por la empresa. Estos comprobantes además pueden ser de carácter interno o externo y es casi imposible dar una clasificación completa de ellos.

COMPROBANTES INTERNOS

Son todos aquellos documentos o soportes elaborados internamente por la empresa para el control y registro de sus operaciones con terceros. En su gran mayoría se diseñan de acuerdo con la necesidad de información o los parámetros específicos de control.

1.    RECIBO DE CAJA MENOR O COMPROBANTE DE INGRESO: Este comprobante se utiliza para dar ingreso a Caja de todos los dineros recaudados por cualquier concepto, ya sea un dinero efectivo, cheques o comprobantes de venta con tarjeta débito o crédito. Este documento para efectos de control, debe elaborarse en original y una copia. El original será entregado al cliente o persona que efectúe el pago y la copia queda para el registro de contabilidad.

2.    RECIBO DE CAJA MENOR: En las empresas se generan con mucha frecuencia gastos por conceptos como transporte urbano, fotocopias, envíos de correo, que son de menor cuantía y para los cuales es poco práctico cheques. Para ello se acostumbra crear los fondos de caja menor o caja chica con su correspondiente reglamento de manejo, respecto a las cuantías máximas, conceptos y reembolsos. Para el control de estos fondos se utilizan formatos o vales de caja menor. Estos comprobantes se elabora en original solamente y deberá anexarse al formato de reembolso correspondiente.

3. COMPROBANTE DE BANCOS O DE EGRESO: Se utilizan como prueba de los desembolsos o pagos a favor de terceros. Como medida de seguridad y por control interno aconsejable que todos los desembolsos se efectúen con cheque. Se recomienda que en ningún caso se efectúen desembolsos en efectivo, con excepción de los pagos de menor cuantía, para los cuales se utilizara la caja menor.
A estos comprobantes deberán anexarse los soportes que justifiquen dicho pago; por ejemplo facturas, cuentas de cobro, copias de contratos, pagares etc. Debidamente cancelados con un sello de pagado. Por lo general se elabora en original y dos copias así: contabilidad, consecutivo y el beneficiario.

4.    FACTURAS DE VENTA: Se utiliza para acreditar la transferencia de dominio de bienes objeto de la compra o venta. Este documento contiene una relación detallada de los bienes o servicios con su precio unitario, cantidad y valor total. Estas facturas deben contener la numeración consecutiva, razón social e identificación del contribuyente, dirección, registro y régimen del impuesto de ventas al cual pertenecen, NIT entre otras. Por lo general se elabora en original y 2 copias; la original para el cliente y las 2 copias una para el consecutivo y otra para contabilidad.

5.    SALIDA DE ALMACEN O REMISION: Son las operaciones de venta de mercancías para efectos de control de inventarios, se generan documentos que no se registran contablemente pero que sirve de soporte de esas facturas.

6.    NOTAS CREDITO: Este documento se utiliza para efectuar abonos en la cuenta de los clientes por valores y conceptos como: devolución de mercancías, errores u omisiones en liquidaciones.

7.    NOTAS DE CONTABILIDAD: Este documento se utiliza en las empresas para registrar contablemente transacciones u operaciones que no tienen soportes externos, pero que es necesario registrarlas para afectar los resultados del ejercicio, como las amortizaciones de diferidos, depreciaciones. Se elabora en original solamente.

8.    COMPROBANTE DE DIARIO O RESUMEN: Es un documento que se hace de forma manual, donde se resumen cada transacción realizada en un periodo determinado y se hace en un solo comprobante y puede ser semanal, quincenal o mensual. En este comprobante se abrevian todas las transacciones para cada una de las cuentas.

COMPROBANTES EXTERNOS
Son todos aquellos documentos que sirven de soporte a las transacciones, pero son elaborados por terceros, como consignaciones bancarias, notas bancarias débito y crédito, pagares, letras de cambio, remisiones, facturas por compras entre otros.

1.    CONSIGNACIONES BANCARIAS: Estos formatos los suministran las entidades bancarias a sus clientes. Existen diferentes formatos de consignación, de acuerdo con las políticas de control cada banco; por ejemplo de consignación en cuenta corriente en efectivo, en cheques locales y de otras plazas, consignación en cuenta de ahorros, consignación de comprobantes de venta con tarjeta de crédito.

2.    SOPORTE DE LAS COMPRAS EFECTUADAS: Este comprobante es utilizado para acreditar la transferencia de dominio de los bienes objeto de la compra. Este documento contiene una relación detallada de los bienes o servicios con su precio unitario, cantidad y valor total.

3.    ENTRADA DE ALMACEN O INFORME DE RECEPCION DE MERCANCIAS: Este permite en caso de utilizar el sistema de inventario permanente, el control por artículo, o simplemente verificar el ingreso a la empresa de esas mercancías, independientemente del sistema inventario que se utilice.

4.    NOTAS BANCARIAS DEBITO Y CREDITO: Estas nos permiten soportar y registrar todas las transacciones diferentes de consignaciones; por ejemplo: el cargo por intereses sobre obligaciones, suministro de chequeras con cargo a cuenta corriente.
5.    CHEQUE: Es un título valor, una orden incondicional de pago, dad por un girador (librador) contra un banco de pagar una suma de dinero a favor de un apersona determinada o el beneficiario. El cheque será siempre pagadero a la vista, es decir, no requiere fecha.
·         Cheques de gerencia
·         Cheque viajero
·         Cheque fiscal
·         Cheque certificado

6.    LETRA DE CAMBIO: Es un título valor. Es una orden incondicional de pagar una suma determinada de dinero, que contiene el nombre del girador, la forma de vencimiento y la indicación de ser pagadera a la orden o al portador. La letra de cambio podrá contener cláusulas de interés y de cambio a una tasa fija o corriente. Deberá pagarse el día de su vencimiento o dentro de los 8 días comunes siguientes.

7.    PAGARE: Es un título valor. Es la promesa incondicional del pagar una suma determinada de dinero, por una persona llamada girador, indicando el nombre de la persona a quien debe hacerse el pago (beneficiario), la indicación de ser pagadero a la orden o al portador y la forma de vencimiento.

VALOR PROBATORIO
Los libros de comercio y la contabilidad tienen fuerza probatoria, pero esta fuerza probatoria sólo será eficaz en la medida en que la contabilidad como tal y los demás libros de comercio, estén llevados en debida forma, con el cumplimiento total de los requisitos legales.
“Ahora bien, el hecho de que los libros de comercio que se exhiben entre comerciantes constituyan plena prueba no significa que la aducción de los mismos sea absoluta o esté desprovista de reglas. El concepto de plena prueba debe matizarse en los siguientes sentidos.
En primer lugar, tal como lo indica el doctrinante Gabino Pinzón, la eficacia probatoria de los libros de comercio se encuentra subordinada al cumplimiento de ciertos requisitos:
1.    Para que los libros de contabilidad sean eficaces como prueba en litigio, se requiere que sean llevados en debida forma. En otras palabras, la contabilidad que puede hacerse valer como medio probatorio es la que cumple con las especificaciones de la ley. Una contabilidad que no satisfaga las exigencias legales o no lleve los libros indicados por la ley no puede considerarse fidedigna y, por tanto, no puede constituir prueba de lo que en ella se consigna. A juicio del citado tratadista, la contabilidad llevada en forma irregular no constituye ni siquiera principio de prueba que permita complementarse con documentos anexos, los libros de comercio hacen fe en los procesos entre comerciantes, siempre que estén llevados en legal forma.

2.    El carácter de plena prueba de los libros de comercio se predica de ellos en su totalidad indivisible, sin que le sea permitido al contendor solicitar la exhibición de los mismos, al tiempo que descalifica registros específicos o libros concretos. Así, quien solicita la exhibición de los libros no puede posteriormente formular reservas parciales, pues aquellos se suponen plena prueba de lo que pretende acreditarse. Así lo prevé el artículo 72 al advertir que “la fe debida a los libros es indivisible. En consecuencia, la parte que acepte en lo favorable los libros de su adversario, estará obligada a pasar por todas las enunciaciones prejudiciales que ellos contengan, si se ajusta a las prescripciones legales y no se comprueba fraude”.

3.    El contenido de los libros de comercio constituye una confesión del comerciante que los lleva e impide que el mismo pruebe en contrario de lo que ha consignado en ellos. Este principio se vincula con aquél que sólo confiere valor de plena prueba a los libros llevados de manera regular, por lo que debe entenderse que sólo la contabilidad que se lleva de manera regular constituye plena prueba.

Sobre la base de los principios generales expuestos, el régimen comercial nacional ha diseñado un complejo sistema de reglas que dan al juez instrucciones acerca de cómo hacer valer el valor probatorio de los libros de comercio en un proceso, de acuerdo con el cumplimiento o incumplimiento de las obligaciones de llevar libros de comercio.

·         En primer lugar, se establece que si los libros de comercio están llevados de forma adecuada y concuerdan con los asientos contables, deberá decidirse de conformidad con su contenido y asiento. La información fidedigna que soportan los asientos contables permite extraer de ellos la información litigiosa.

·         Si los libros están debidamente diligenciados, pero no coinciden con los asientos contables, la ley da por cierto el contenido de los libros y papeles de comercio, pues aquellos constituyen confesión. Al respecto que los asientos de los libros constituyen una confesión escrita extrajudicial hacia la parte contraria”, por lo que en verdad, en esta hipótesis, los libros no pueden desecharse.
·         Puede suceder también que una de las partes lleve contabilidad regular de sus negocios, mientras la otra no cumple a cabalidad con las exigencias legales. En este caso la ley confiere un tratamiento intermedio al comerciante que ha cometido irregularidades en su contabilidad al disponer que el asunto litigioso se resolverá de conformidad con los libros del comerciante cumplido, a menos que el primero no aduzca plena prueba que desvirtúe el contenido de los mismos.
·         El cuarto evento posible es aquel en el que ninguno de los comerciantes en debate cumple correctamente las exigencias legales de contabilidad. Las irregularidades detectadas en los libros de comercio defectuosos impiden que el juez los tenga por plena prueba, concretamente porque esa jerarquía sólo es privilegio de los libros que llevan una historia clara, completa y fidedigna de los asuntos contables del negocio. La ley dispone, en consecuencia, que el juez prescindirá de ellos y sólo se tomarán en cuenta las demás pruebas aportadas al expediente.

·         En la última hipótesis, la que es objeto de esta demanda, uno de los comerciantes lleva cumplidamente sus libros de comercio, mientras el otro no lleva contabilidad de sus negocios o no la presenta. La ley aplica el principio general según el cual los libros de comercio debidamente llevados constituyen plena prueba en conflictos entre comerciantes.”




LIBROS DE CONTABLIDAD, SU IMPORTANCIA Y CLASES DE LIBROS DE CONTABILIDAD LIBROS DE CONTABLIDAD, SU IMPORTANCIA Y CLASES DE LIBROS DE CONTABILIDAD Reviewed by Unknown on 10/27/2014 Rating: 5